El blog de la abeja verde  

Autoconsumo

Cómo funciona una instalación fotovoltaica

Cómo una instalación fotovoltaica

¿Interesado en la energía solar para tu hogar o negocio? Descubre cómo las instalaciones fotovoltaicas transforman la luz del sol en electricidad de forma sencilla y aprende cómo maximizar la eficiencia de tus paneles solares. 

La tecnología solar es accesible y su funcionamiento es más simple de lo que realmente crees.

Funcionamiento de una instalación solar fotovoltaica

Si quieres generar electricidad a partir de energía solar, necesitas una instalación fotovoltaica, que es el sistema que te permite aprovechar la radiación del sol para producir energía eléctrica.

La instalación se compone de módulos fotovoltaicos formados por células solares fotovoltaicas. Estas células tienen dos capas de materiales semiconductores: una de silicio y fósforo, que tiene carga negativa, y otra de boro, que tiene carga positiva. 

Estas dos cargas pueden generar electricidad gracias al efecto fotovoltaico, descubierto por el físico francés Alexandre-Edmond Becquerel hace más de 100 años.

El funcionamiento es simple, las células de los paneles captan los fotones de la luz solar y los convierten en corriente eléctrica que se puede usar para diferentes fines de tu hogar o empresa. Para ello, necesitamos un inversor que transforme la corriente continua en corriente alterna, que es la que se usa para alimentar los aparatos eléctricos.

funcionamiento instalación fotovoltaica

El tipo de instalación fotovoltaica dependerá de si esta se encuentra conectada a la red eléctrica o no. En Bee Green te podemos ayudar con la instalación que más te convenga según tus necesidades y las características de tu vivienda o local.

Instalación fotovoltaica en autoconsumo conectada a red

Una instalación fotovoltaica conectada a red es un sistema que aprovecha la energía solar para generar electricidad y alimentar tanto los consumos propios como la red eléctrica pública. 

Una vivienda o local con esta instalación fotovoltaica consumirá primero la energía disponible de sus propios paneles, manteniendo la red eléctrica general en caso de necesitar más electricidad (por ejemplo, en horario nocturno, en caso de no tener baterías).

El funcionamiento se puede resumir en los siguientes pasos:

  1. Los paneles solares captan la radiación solar y la convierten en corriente continua.
  2. Esa corriente pasa por un inversor que transforma la corriente continua en corriente alterna.
  3. Un contador bidireccional mide la energía que se consume de la red y la energía que se inyecta a la red.
  4. Consumirás la energía que necesita de los paneles solares o de la red, según la disponibilidad y la demanda.
  5. Y recibirás una factura de la compañía eléctrica que refleja el balance entre la energía consumida y la energía vertida.

Este tipo de instalación tiene numerosas ventajas, ya que te permite ahorrar en la factura de la luz, puesto que consumirás menos energía de la red eléctrica. También te permitirá obtener una compensación económica por los excedentes de energía que hayas vertido en la red.

Además, podrás evitar los inconvenientes debido a cortes de electricidad, puesto que ambas fuentes de energía trabajan continuamente de la mano.

Instalación fotovoltaica aislada

Por otro lado, están las instalaciones fotovoltaicas aisladas que, como podrás predecir por su nombre, se encuentran aisladas o alejados de centros urbanos que no disponen de ninguna conexión a la red de transporte o distribución general.  

Es decir, están conectadas con la red de autoconsumo fotovoltaico, ya sea individual o compartida, pero no con la red eléctrica habitual. En este caso, al no tener el apoyo de la conexión a la red, es totalmente imprescindible añadir una batería solar que acumule la energía eléctrica excedentaria producida para utilizarla de noche. 

A diferencia de la instalación conectada a la red, la energía pasa de los paneles solares al medidor de consumo eléctrico, aquella energía necesaria para el consumo pasará al inversor y de ahí a tu hogar o local, almacenando en la batería cualquier exceso de energía.

La principal ventaja que tiene es que no necesitarás recurrir a ninguna otra fuente de generación de electricidad.

Benefíciate de todas las ventajas de la energía solar fotovoltaica con Bee Green

Cómo has podido comprobar, cualquiera de los dos tipos de instalaciones fotovoltaicas es ideal para cualquier tipo de vivienda o local. Te permitirá ahorrar dinero, depender menos de la red eléctrica y contribuir a la ayuda del medio ambiente gracias a su eficiencia energética.

Si estás pensando en instalar cualquiera de las opciones que te hemos explicado y no sabes cómo hacerlo, no te preocupes, nosotros nos encargamos de todo.

En Bee Green somos expertos en energía solar fotovoltaica tanto para empresas como para particulares.  Te ofrecemos soluciones personalizadas para que puedas aprovechar al máximo la energía del sol. Contamos con un equipo altamente cualificado con amplia experiencia en el sector de las energías renovables en Canarias. 

Si quieres saber cuánto te puede costar, obtén tu presupuesto personalizado en nuestra web.

Abrir chat
Hablemos
¡Hola! 🐝
Estamos aquí para ayudarte